Inicio Artistas El defecto Pigmalión.......

El defecto Pigmalión…….

 

Dicen que cuando una persona consigue lo que se propone previamente, a causa de la creencia que tiene de poder hacerlo, es el efecto Pigmalión.

Así tenemos muchos ejemplos cercanos, cotidianos, que hacen que el motor del mundo se potencie, aunque el mundo que abarque sea una casa, dos personas, una sola.

Con los días que corren, parece ser que más que el efecto, es el defecto Pigmalión lo que anda en la vuelta, cargado de una negatividad, que pareciera que nos proponemos hacer primar.

¿Quién era Pigmalión?. Era en la antigüedad  rey de Chipre, que buscó durante muchísimo tiempo a una mujer con la cual casarse. Pero con una condición: debía ser la mujer perfecta. Frustrado en su búsqueda, decidió no casarse y dedicar su tiempo a crear esculturas preciosas para compensar la ausencia. Una de éstas, Galatea, era tan bella que Pigmalión se enamoró de la estatua.

Afrodita intervino en un sueño de Pigmalión donde Galatea cobraba vida. En fin, la diosa, en concreto, le hizo un gancho con la estatua y le dijo a Pigmalión “mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquí tienes a la reina que has buscado. Ámala y defiéndela del mal”. Y así fue como Galatea se convirtió en humana.

Los uruguayos no sé si ya nacimos peleados con Pigmalión, si nos lo contaron al revés la leyenda, o simplemente para amargarle la vida a este loco de remate que se durmió abrazando un mármol y se despertó abrazando a una reina. Andá a saber que tomó el loco, se dio la biaba con algún néctar de los dioses o se fumó algún cannabis o similar, de aquellas épocas, lo cierto es que le tiramos pálida a todos los que emprenden algo y le decimos que no es posible todo  lo que es posible…

  • Es que los antiguos comían cosas raras, algún cucumelo entreverado, vaya a saber…no crea que todo lo que cuentan fue cierto…
  • Yo creo que el ejemplo de Pigmalión se debe de tomar en su justo término, en su contexto, y esto es que la voluntad del hombre, el deseo poderoso de plasmar un sueño, debe de verse como un acto heroico, positivo, un ejemplo a seguir, para avanzar hacia un mundo mejor…
  • Bueno, eso será de las orilla del Uruguay para afuera, no hablo solo del río Patrio, sino del país…
  • Yo conozco un Pigmalión en el barrio que tenía problemas con su mujer, no podía responder a sus requerimientos amorosos. El tipo quería encender el motor y no le funcionaba, andá a saber!, tenía la biela fundida, el pistón pegado o el cigüeñal doblado, a lo mejor la bujía empastada, nada más, pero lo cierto que el motor no le funcionaba….
  • -¿Y?
  • Y empezó con simpatías, con cintita aquí, con un trapo allá, y nada. Pero lejos de quedarse quieto, siguió con cremas y otros ungüentos, y nada. Pero era duro de pelar el tipo, le recomendaron yuyos, para tomar té, en el mate, con la comida y nada. Le trajeron cosas del Paraguay, de Brasil, del Perú, se hacía comidas especiales, afrodisiácas, y nada. Así pasó años…
  • Pobre la mujer, ¿no?
  • No ella no se hacia problemas, además el barrio era una familia, siempre había algunos que solidariamente colaboraba con la doña y le daba lo que necesitaba. El hombre era un auténtico Pigmalión, estaba convencido que iba a poder y no aflojaba, pero, usted sabe como son las cosas, las mujeres lo señalaban, los hombres se compadecían, le ponían motes, le inventaban fracasos.
  • Y cómo terminó, el Pigma?
  • Un amigo lo convidó con una pastillita azul, y vieron cómo se transformaba el Increíble Hulk?, claro que en lugar de quedar verde quedaba azul y el sueño se le hizo realidad, y era el alboroto nomás en esa casa y entre el rugido del insaciable, se escuchaba la voz de la mujer que repetía…¡bendito sea el eterno!!!
  • Yo conozco el caso de un amigo que tenía que bajar de peso por recomendación médica, para evitar problemas físicos, de salud. Este Pigmalión aceptó el desafío y cumplió al pie de la letra con dietas de todos colores, bajaba unos gramos y al primer trago de agua, se hinchaba. Pero, insistió, empezó a bajar de peso, kilos y kilos, iba como treinta ya cuando se reunió con la barra para un campeonato de truco. Y hete aquí lo que escuchó nuestro Pigmalión de boca de sus amigos…
  • ¡Que flaco que estás!, ¿estás en enfermo?
  • A mi suegro le pasó lo mismo que a vos, bajó de peso, perdió tantos kilos, que ya no pudo con su físico, ni caminar más pudo el hombre viejo…
  • No tendrás una de esas enfermedades que te llevan despacito?
  • No salgas mucho por las dudas.
  • Ya no sos lo que eras, lleno de vida, lleno de salud, y lleno de kilos, ahora ni la ropa de siempre te sirve, vos que siempre usaste ropa linda.
  • Se ve que no lo dejaban ni respirar al pobre hombre, pero, somos así, que le vamos hacer…
  • Mi primo, es un ejemplo de eso. Empezó trayendo bagayos, del Brasil de Argentina, de Paraguay, a veces le iba bien, a veces mal, como no tenía padrinos, el pobre infiel cuando estaba bien, zacate, le requisaban lo que traía, y vuelta a empezar con dos de aceite, yerba, azúcar, algunas ropitas. Nosotros le decíamos poné un bolichito o vendé otra cosa, pero él le daba al bagayo.
  • Se hubiera arrimado algún doctor en tiempo de elecciones, que algo le podría conseguir..
  • Lo hizo, lo hizo, pero, el tipo ganó en las internas pero perdió en las nacionales y mi primo le tuvo que salir de nuevo al bagayo.
  • Y tiene que mirar quien anda bien para las próximas y poner un club en su casa..
  • También lo hizo, pero uno le decía que con fulano no, porque no tiene un mango, con mengano tampoco porque es un cuentero. Con zutano ,menos, porque no tiene chance ni de salir edil. Con Perengano puede ser, pero es más rápido que Bolts en los cien metros, si sale no lo agarrás más…
  • Y que haga un club con los indecisos, que a esta altura, si las elecciones fueran hoy ganan por lejos….
  • Eso le dijimos, pero la respuesta de él fue…”vos sabés que están tan baratas las cosas en Concordia, que les prendí unas velas a San Cristobal. Todos los días voy en su procesión al otro lado”.
  • ¿A San Cristobal, qué santo es ese?
  • Es el santo de los lancheros….

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Fragmento de la Retirada de Jaque Mate del año 1992

Fragmento de la Retirada del año 1992. Se destacan los recitados de Tom Almeida y de Ruben Milán, los solos de Martin Martinicorena y...

Cuplé El Cambalache, Murga Jaque Mate año 1992

Cuplé  "Cambalache" de Murga Jaque Mate año 1992, Segundo Premio Concurso Oficial del Carnaval Naranja.....

Popurrit Roberto Puchero año 1992 Murga Jaque Mate

  Popurrit de Roberto Puchero, Murga Jaque Mate 1992. Letras de Ruben Milán....  

Presentación 1992 de Murga Jaque Mate, Carnaval Naranja

  Compartimos la presentación 1992 de la Murga Jaque Mate, segundo Premio del Concurso Oficial de Agrupaciones... Letras. Carlos María Cattani (Camaca) y Ruben Milán. Compartimos...