Cuando las calles de Salto se llenan de música…

17

Su voz golpea las puertas, se cuela por las ventanas. Se va impregnada en la ropa de los transeúntes. Se queda en un aplauso, en una moneda, entre los oídos de quienes lo escuchan… cantor callejero, cantor popular, el cantor de la gente y para la gente…