Inicio AGRO 65 mujeres rurales de Salto se encontraron para celebrar el Día de...

65 mujeres rurales de Salto se encontraron para celebrar el Día de la Mujer Rural

 

El 15 de octubre, en el Día de la Mujer Rural, las mujeres rurales del departamento de Salto se encontraron en San Antonio para celebrar. Bajo el lema “juntas creamos nuestro momentos”, participaron unas 65 mujeres rurales de todo el departamento, con el propósito de tener un espacio de encuentro, esparcimiento e información sobre las políticas de género en el medio rural. Hubo actividades de recreación y se compartió un almuerzo.
""

La actividad contó con el apoyo de Desarrollo Rural, a través de los Fondos “Más Equidad” y del Ministerio de Desarrollo Social, el Instituto Nacional de Colonización, la Intendencia de Salto y la Secretaría Nacional de Deportes. También apoyaron Comisión Nacional de Fomento Rural y varios comercios y vecinos de la zona.

De 10 a 17 horas las mujeres pudieron recrearse y disfrutar de un momento pensado para ellas. Karina Henderson, que es productora ganadera familiar en la Colonia Rubio, nos cuenta cómo vivieron la jornada: “En esta oportunidad lo que me impactó fue la necesidad que teníamos de vernos, ya que no nos veíamos desde 2019 y algo a destacar es que con el grupo de compañeras de organización, nunca nos habíamos reunido de forma presencial, siempre lo hicimos en forma virtual (…)”, cuenta la productora. El grupo de las organizadoras, integrado por mujeres integrantes de la Sociedad de Fomento Vera y Cañas, de la Fomento Colonia Osimani y Llerena, Colonia Gestido, Colonia Rubio y de la Sociedad Rural Guaviyú de Arapey, se llama “las inquietas”. “Es un grupo humano hermoso. Somos mujeres productoras activas en nuestra zona y que por el perfil que tenemos participamos en las organizaciones”, cuenta Karina.

“Me parece importante que se celebre el día de la mujer rural para visibilizarlo. Hay compañeras que no pudieron participar porque están trabajando o no tienen con quién dejar a los hijos… Nos damos cuenta del lugar que la mujer ocupa en la ruralidad, el tema de las distancias, la economía de cada hogar”, dice.

Karina cuenta que estos encuentros se vienen realizando hace años, salvo en Pandemia. Recuerda especialmente el que se hizo en 2019 ya que fue gestionado por ellas mismas, con el apoyo de varias instituciones. Fue un campa-encuentro en San Antonio: “Fue un éxito porque consideramos que una de las cosas que la mujer rural no tiene es el tema de la recreación, del ocio… por las distancias (…) A partir de esa premisa fue que nos organizamos”.

A Karina, como a muchas otras mujeres, le preocupan varios temas como mujer rural: “En el tema de la ruralidad me preocupa el tema de la salud, por ejemplo, cuando ocurren emergencias, contar con una ambulancia o un médico cerca es fundamental. Otro tema es el acceso a crédito, ya que muchas mujeres no tienen independencia económica”.

Su proyecto es seguir viviendo en el campo: “Es el lugar de mis sueños. Nosotros soñamos con trabajar y vivir en el campo, es nuestro lugar, es donde nos sentimos bien, nos sentimos vivos”. “Proyecto llegar a la vejez en este lugar, estoy plantando árboles y quiero poder sentarme a disfrutar de la llegada de nietos, que cada uno se desempeñe en lo que le gusta y poder vivir bien en el campo, tener acceso a la salud… que por la edad no tengamos impedimentos”, dice.

Karina es productora ganadera familiar en Colonia Rubio, donde desde hace 10 años es co-arrendataria, con su esposo, de una fracción del Instituto Nacional de Colonización. Uno de sus hijos, que se dedica a la horticultura, los ayuda en las tareas del campo. Es un campo natural, donde se cría el ganado a pasto y están tratando de mejorar la calidad de los ovinos.

En 2015 una vecina la invitó a participar en el grupo de mujeres de Colonia Rubio, que se inició con un Proyecto de Fortalecimiento Institucional de la Sociedad de Fomento de la Colonia. Se presentaron a la primera convocatoria de “Somos Mujeres Rurales” con un proyecto para llevar adelante un banco de vaquillonas Holando. En 2016 salieron favorecidas y hasta el 2017 las mujeres recibieron capacitaciones: “nos fue muy bien en ese proyecto. Comenzamos con 75 mil pesos y compramos cinco terneras bastante adelantadas y las pusimos en un campo de recría que maneja la Sociedad de Fomento Rural de la Colonia. En un año pudimos llevarlas a inseminación y pudimos intercambiar con productores de la zona. Nuestra manera de negociar fue cambiando kilos de terneras recibidas entregando vacas próximas a parir”, cuenta.

En el primer año, cada una de las integrantes puso una vaquillona y al cabo de tres años llegaron a tener 31 vaquillonas, aunque en el 2019, decidieron enviarlas a frigorífico debido a un tema de brucelosis. Ahora, junto a otras mujeres que se integraron al grupo, se presentaron a un proyecto ovino de cría de cordero pesado en el marco de la convocatoria “Camino Mujer”.

Karina cuenta su día a día en el campo: “No hay una rutina. Como nosotros hacemos mucha compra de ganado, hay que salir a recorrer, a revisar lotes o estar atentos a los remates y a los precios (…) Nosotros enviamos algo a frigorífico. El tema es que es muy largo el proceso de engorde a campo, entonces tiene los vaivenes de la naturaleza. A veces hay que armar lotes y vender, dependiendo de lo que uno tenga. Todos los días en general en el campo se sale a recorrer… Si hay enfermos, si hay tema de bichera, se los trae al corral. Ayudo a mi esposo en llevar los registros, entrar al SNIG, toda la parte de contactos, agenda… También tenemos la parte de ovejas, tomas, señaladas, esquila…”. Además, como tienen animales a pastoreo, deben viajar hasta otro lugar y se reparten las actividades.

Actualmente Karina participa de la Sociedad de Fomento Rural de Colonia Rubio, donde es la secretaria y también es delegada, desde 2017, en la Mesa de Desarrollo Rural en representación del grupo de mujeres y de la Fomento: “Me parece un ámbito muy bueno para compartir las necesidades y enterarnos de los proyectos y de lo que se está haciendo a nivel de las instituciones y para acercar algunas inquietudes de las mujeres. Es un buen lugar de encuentro y participación”, dice.

 

Galería de imágenes

Descargar todas las imágenes (.zip ~ 624.61 KB)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Después del Memorioso Funes…

  Después del memorioso Funes, yo era el que más memoria tenía en Puntas del Sauce Verdes y cuencas aledañas, pero, ahora, no me acuerdo...

El crimen del pasillo  

      Apareció tendido cuan grande era en el pasillo largo de las oficinas. Fue el revuelo del lunes a la mañana. Y...

El defecto Pigmalión…….

  Dicen que cuando una persona consigue lo que se propone previamente, a causa de la creencia que tiene de poder hacerlo, es el...

El país más aburrido del mundo

    Sin saber por qué, un día llegué a Zimigoyen, un país perdido, como dijera el George (Bush) “en un oscuro rincón de la tierra”...